Centro de Rehabilitación Cristianos

¿Andas buscando un centro de rehabilitación cristiano? Hoy es tu día de suerte, aquí encontraras toda la información sobre los mejores centros cristianos para la rehabilitación de personas con problemas adicciones. También podrás conocer la estrategia o metodología que utilizan estos centros evangélicos para rehabilitar a sus pacientes. ¡Comencemos…!

¿Cómo se puede superar la adicción? ¿Puede el desarrollo de una fe espiritual ayudar a salvar a las víctimas de la adicción? ¿Deberían los centros de rehabilitación de drogas y alcohol incluir el desarrollo de la fe espiritual en sus programas y tratamientos de rehabilitación?

La mejor manera de superar un problema de adicción es obtener un tratamiento adecuado, siempre y cuando la persona en adicción, siga las instrucciones del profesional del hogar cristiano. Si decide buscar ayuda profesional para tratar la adicción, está tomando la mejor decisión para avanzar hacia la sobriedad a largo plazo.

Los centro de rehabilitación cristiano en su gran mayoría, ofrecen muchos programas de tratamiento de adicciones, el cual ayuda a los pacientes a superar su adicción, todo dependerá de cual sea la adición del paciente.

fotografías de centro de rehabilitación cristiano para personas adictas

Otra característica de los centros de rehabilitación cristiano trabajar con el paciente, es empleandole un tratamiento a la adicción basado en la fe cristiana, porque quieren un aspecto espiritual para su curación, la fe en la recuperación juega un papel importante en el paciente. Durante el tratamiento de adicción basado en la fe, nuestros pacientes tienen la oportunidad de crear o reconstruir una relación con Dios mientras se recuperan de cualquier adicción.

El enfoque adoptado por los centros de rehabilitación siempre ha sido científico, generalmente utilizando tácticas psicológicas y motivacionales para sacar a la persona de lo que es adicta. Los centros de rehabilitación a menudo implican el papel de los miembros de la familia en la ayuda a los adictos, no sólo al principio del tratamiento, sino también hasta la etapa de recuperación. La intervención dentro de la familia es un punto de partida importante en la lucha contra la adicción.

La participación de toda la familia es un elemento importante durante el proceso de tratamiento y proporciona al paciente una motivación e inspiración constantes para continuar todo lo que ha aprendido durante la rehabilitación.

Sin embargo, es interesante observar el aumento de los centros de rehabilitación de base cristiana en el mundo. Los centros de rehabilitación cristianos, a menudo dirigidos por organizaciones no gubernamentales, utilizan los mismos programas y se adhieren a las mismas normas que la mayoría de los centros de tratamiento de drogas y alcohol para su acreditación, pero los centros de rehabilitación cristianos se centran en algo que otros centros de rehabilitación no cristianos no hacen: la espiritualidad y la fe en Jesucristo.

Algunos podrían decir que es trivial que la fe y la espiritualidad de una persona marque la diferencia en sus esfuerzos por salir de la adicción, pero ¿por qué es que un gran porcentaje de drogadictos rehabilitados con éxito provienen de centros de rehabilitación cristianos? ¿Qué hay en la mente de una persona y qué crees que es tan importante para ayudarla a salir de su adicción?

No importa a qué religión o sistema de pensamiento pertenezca una persona, su visión de la espiritualidad juega un papel muy importante en cada parte de su vida. La mayoría de los expertos y psicólogos, incluso los intelectuales ateos y agnósticos, están de acuerdo en que la fe de una persona en lo divino es algo que la sostiene de una manera que ningún recurso material puede. Y en la mayoría de los casos, si no en todos, de rehabilitación en centros de rehabilitación cristianos, las víctimas no sólo logran liberarse de su dependencia, sino también entrar en una vida más sana y productiva.

Los médicos y terapeutas de los centros de rehabilitación evangélicos trabajan con cada paciente de forma individual, para llegar al fondo de estas conductas insalubres y así encontrar maneras efectivas de superarlas. A continuación, conocerás los centros de rehabilitación cristianos mas relevantes y recomendados de algunos países. Selecciona según tu de preferencia.

Títulos del Articulo

Nombres de centros de rehabilitación cristianos

Algunas iglesias por individual ofrecen sus propios programas de recuperación cristiana, aunque estos son generalmente programas ambulatorios o de cuidado posterior. Si usted está actualmente involucrado en una denominación, su ministro puede ser capaz de guiarlo. En general, también puede haber una organización interconfesional en las grandes áreas metropolitanas que puede ser útil e ingeniosa.

Estos centros se rigen, en enseñarle al paciente que sin la ayuda de Jesucristo, por medio a la fe, su recuperación podría ser nula. ¡Empecemos a dar los los datos…!

¿En qué se diferencia la desintoxicación cristiana de otra rehabilitación secular?

En muchos sentidos, los tratamientos de rehabilitación cristianos y seculares son parecidos. Ambas técnicas de desintoxicación, pueden comenzar con una evaluación individualizada con posibles modalidades de tratamiento en un entorno de hospitalización, ambulatorio u hospitalario. Pueden utilizar protocolos y terapias de drogas y de comportamiento similares y pueden incluir asesoramiento individual, grupal y familiar.

Claramente, el elemento central de la diferencia es la base de la fe, que impregna la rehabilitación cristiana de las drogas y el alcohol. Al incorporar elementos espirituales y enseñanzas bíblicas en la terapia y el asesoramiento, los pacientes pueden encontrar la fuerza para llevar estos principios rectores a la rehabilitación y la recuperación.

La terapia individual, de grupo y familiar incluye la oración, la adoración y el estudio de la Biblia. Para algunos pacientes, esto es muy natural, tranquilizador y crucial para su recuperación a largo plazo. Es esencial explorar las opciones para encontrar el ajuste adecuado, lo que incluye tanto el nivel como la combinación de atención y tratamiento. También es importante encontrar un programa que satisfaga mejor las necesidades espirituales.

La rehabilitación cristiana es parte de la recuperación, pero no lo es todo

La buena rehabilitación cristiana implica la adoración, la oración y el crecimiento espiritual, pero no es todo lo que se necesita para recuperarse completamente de la adicción. Para que una persona abandone completamente la adicción a las drogas y al alcohol, debe pasar primero por las etapas fundamentales de curación.

El primer paso es la desintoxicación, que ayuda a la persona a deshacerse de las sustancias que ha tomado. La mejor manera de hacerlo es en un ambiente supervisado, con personal médico disponible cuando sea necesario. Un programa de desintoxicación seguro sienta las bases para el resto de la recuperación.La persona debe entonces participar en cuidados intensivos y asesoramiento.

Este paso permite a la persona llegar al corazón de su adicción y trabajar para resolver los traumas, conflictos o experiencias pasadas que la han llevado a donde está hoy. Diversos métodos de terapia clínica han demostrado ser eficaces en el tratamiento de la adicción a las drogas y el alcohol, y estos métodos son una parte necesaria de la rehabilitación.

La conclusión es que si un componente de rehabilitación basado en la fe es vital si se deja en paz, sería más un servicio o estudio de la Biblia que un programa de tratamiento de adicciones. Sin embargo, cuando se combina con una terapia efectiva, la rehabilitación cristiana puede motivar y apoyar a aquellos que buscan mejorar sus vidas de manera fundamental. El aspecto cristiano de la curación completa y promueve la rehabilitación regular a través del poder del amor y el perdón de Dios.

¿Cómo la rehabilitación cristiana apoya tu curación? La inclusión de programas basados en la fe promueve el proceso de rehabilitación. Las sesiones de terapia clínica han demostrado ser efectivas, pero cuando se combinan con la motivación de servir a un Dios compasivo y perdonador, estas sesiones se vuelven más poderosas. Cuando un consejero le dice a una persona que deje el pasado atrás y se centre en el futuro, esta tarea se vuelve más realista cuando se combina con el perdón que Cristo merece para nosotros y la promesa de borrar todos nuestros pecados.

imagen de centro de rehabilitación cristiano

La rehabilitación cristiana naturalmente también ofrece un aspecto social a la sobriedad. Los que se inscriben juntos para una recuperación basada en la fe comparten sus desafíos, éxitos y sobre todo el crecimiento espiritual. Esta erudición y este sentido de pertenencia es importante durante el tratamiento y debe ser fomentado y fortalecido.

Finalmente, la rehabilitación cristiana prepara al drogadicto en recuperación para el éxito a largo plazo. Debido a que las sesiones de terapia y asesoramiento ayudan a la persona a desarrollar habilidades para la vida y herramientas para usarlas después de la rehabilitación para mantener una vida sobria, una vida de fe fuerte seguirá proporcionando motivación, fuerza y comodidad para el resto de su vida.

Los que han sido sometidos a rehabilitación cristiana saben cómo debe ser una vida renovada y entienden la voluntad de Dios para sus hijos. Saben que no importa los desafíos que la vida pueda traer en el futuro, serán amados por Dios y tendrán una esperanza segura de la eternidad en el cielo cuando esta vida termine. No hay mejor sentimiento que saber que Dios está en control y que tiene nuestros mejores intereses en el corazón.

Beneficios de recuperación en un centro de rehabilitación cristiano

Los beneficios de la curación cristiana son múltiples y cumplen perfectamente con el objetivo de la sobriedad a largo plazo. La recuperación basada en la fe ofrece una mejor perspectiva de la vida y del panorama general que la gente está tan ansiosa por comprender. Cuando una persona sanada aprende a centrarse en Dios y en todo lo que ha hecho por nosotros, elimina el egoísmo, el orgullo y la culpa y sustituye esos sentimientos negativos por el amor y la admiración por nuestro Dios perfecto, que tiene un plan perfecto para nuestras vidas.

La recuperación cristiana también ayuda a construir relaciones entre los miembros de la comunidad de recuperación y entre los drogadictos en recuperación, sus familias y amigos. Cuando basamos nuestras relaciones en el ejemplo que Cristo nos dio cuando se sacrificó en la cruz, comprendemos mejor el impacto que el amor desinteresado puede tener en los que nos rodean.

Después de todo, la curación cristiana acerca al individuo a Dios, y esto tiene efectos de por vida cuando la persona pone en práctica lo que ha aprendido a través de la rehabilitación cristiana. Ayuda a la persona a evitar las recaídas y a mantenerse sobrio.

¿Qué es curar las heridas espirituales? Las lesiones espirituales suelen ser las más graves y perjudiciales. Si una persona sufre de dolor o molestias físicas, puede obtener ayuda de un médico o tomar medicamentos para que se sienta mejor. Si una persona es adicta a las drogas o al alcohol, puede someterse a una desintoxicación para limpiar el cuerpo de la sustancia y reeducar el cerebro para que deje de ser adicto a la sustancia. Esto lleva tiempo y no es fácil, pero la recuperación física suele ser el centro de la mayoría de los centros de tratamiento.

fotos de centro de rehabilitación cristiano para jóvenes en drogas

Las heridas espirituales que sufre una persona suelen ser más difíciles de curar. En primer lugar, es un dolor que la gente alrededor de la persona no ve o ni siquiera sabe. En la superficie, pueden parecer perfectamente normales, pero en realidad están pidiendo ayuda a gritos, luchando contra la culpa, la desesperación y la separación de Dios.

En el tratamiento de las heridas espirituales, un programa de rehabilitación cristiano utilizará una variedad de métodos para ayudar a la persona a experimentar el perdón, aliviar la culpa y desarrollar una relación más estrecha con Dios. Cuantas más personas en el proceso de curación estén expuestas a la Palabra de Dios, más cerca estarán de Dios.

El estudio de la Biblia, la comunión con otros creyentes, escuchar a oradores motivadores y la oración son algunas de las formas que Dios utiliza para sanar el dolor espiritual.

Si usted o alguien cercano a usted está buscando un programa de rehabilitación fuerte, considere inscribirse en la rehabilitación cristiana. Los métodos utilizados en la recuperación secular pueden ser útiles, pero cuando se utilizan en conjunción con el crecimiento y la orientación espiritual, se vuelven aún más poderosos y tienen beneficios duraderos.

Los centros de recuperación o de rehabilitación cristiano que guían a los individuos y familias a través del proceso de recuperación, utilizamos herramientas de confianza y tratamientos clínicos para ayudar a los que luchan contra la adicción a las drogas y el alcohol.

Programas de tratamientos en los centros de rehabilitación cristianos

Todos los programas de tratamiento del centro de recuperación cristianos se basan en el hecho de que la lucha contra la adicción se puede lograr a través de la terapia clínica, un fuerte sistema de apoyo, y a través del amor y la atención constante de Dios.

Animamos a nuestros clientes a sumergirse más profundamente en la Palabra de Dios, que guía sus vidas, y a promover una relación más estrecha con Dios a través de la adoración, la oración y el compañerismo. Para la mayoría de la gente, es fácil olvidar a Dios cuando los tiempos son buenos, y cuando los tiempos son difíciles, tendemos a culpar a Dios por nuestros problemas.

Lo mismo ocurre con las adicciones, y al ser ayudados a construir una mejor relación con Dios, los clientes experimentan el crecimiento y la madurez de su actitud y vida de fe.

Ciertamente Dios está siempre con nosotros y quiere que estemos cerca de Él, pero los desafíos como la curación de las adicciones son herramientas que Él usa para acercarnos a Él. La filosofía del tratamiento de los centros evangélicos es utilizar los métodos científicos que Dios nos ha dado para curar la adicción, pero también incorporar un componente religioso que aporte motivación y fuerza. Juntos, los aspectos espirituales y clínicos del tratamiento de la adicción ofrecen la esperanza de una vida sobria.

campo de deporte en centro de rehabilitación cristiano

Mientras brindamos un programa de rehabilitación basado en la fe, ofrecemos un fuerte programa de tratamiento clínico, pero también ayudamos a los clientes a encontrar inspiración y aliento en su fe.

Desintoxicación: El primer paso de la rehabilitación es la desintoxicación. Si la persona continúa introduciendo drogas y alcohol en su cuerpo, se convierte en adicta a la sustancia y pronto ya no puede prescindir de ella. La desintoxicación ayuda a la persona a dejar de usar la sustancia en un ambiente seguro y estructurado.

Cuando una persona se desintoxica, se producen varios síntomas de abstinencia. Dado que estos efectos secundarios pueden ser desagradables y algunos incluso peligrosos, es importante que el programa de tratamiento ofrezca una desintoxicación controlada con la posibilidad de tratamiento médico si es necesario.

También es importante que el programa ofrezca consejos y aliento en esta primera etapa de recuperación, a veces difícil. Un programa basado en la fe es perfecto porque proporciona un mayor nivel de apoyo mientras nos esforzamos por reemplazar la vieja vida con la nueva.

El programa de los 12 pasos: En los centro de recuperación cristianos, creemos en un enfoque integrado de la recuperación que utiliza los 12 pasos y la Palabra de Dios. Este programa está diseñado para equilibrar los 12 pasos de curación, que han ayudado a la gente a superar la adicción durante décadas, con la Biblia, que ha sido una guía de confianza para el pueblo de Dios desde el principio de los tiempos.

Los 12 pasos ayudan a las personas a superar las etapas de recuperación, a superar conflictos pasados y a renunciar al control. Las eternas verdades de la Biblia nos enseñan a vivir según la voluntad de Dios y nos recuerdan el amor y el perdón de Dios por nuestros errores pasados.

El programa de 12 pasos integra estos dos pilares en un programa intensivo de pacientes externos y en el plan de atención a pacientes externos. Este enfoque basado en la fe, ayuda a sanar el pasado de la persona que esta en adicción y a desarrollar herramientas y estrategias para el éxito a largo plazo.

Adaptamos el plan de tratamiento de cada persona a sus necesidades individuales. Cada persona tiene la oportunidad de desarrollar un plan de acción con su equipo de tratamiento de adicciones. Los planes de recuperación de los 12 pasos incluyen:

Estacionario: El siguiente paso después de la desintoxicación y nuestro nivel de atención más estructurado es el tratamiento de pacientes internos o externos. Este paso es ideal para las personas que requieren un mayor nivel de supervisión y que están en un punto en el que sólo necesitan centrarse en la recuperación.

En estos casos, la hospitalización es ventajosa porque la persona vive en el campus, donde trabaja en estrecha colaboración con el personal de terapia y como parte de las actividades diarias normales. El tratamiento hospitalario también es un buen primer paso, porque se proporciona alojamiento y comida, lo que elimina el estrés de planificar las comidas, el trabajo e incluso las relaciones con los seres queridos.

Durante el tratamiento en el hospital, el enfoque está en la sobriedad y la recuperación. Como somos un centro de atención basado en la fe cristiana, ofrecemos apoyo adicional a través del estudio de la Biblia, la oración y otros medios.

Hospitalización parcial: El siguiente paso en el camino hacia la sobriedad es una estancia parcial en un hospital, donde la persona puede elegir vivir en un centro de atención o vivir fuera del campus y participar en las sesiones de atención diaria. Los clientes de los programas de hospitalización parcial tienen un programa de tratamiento diario fijo, pero pueden trabajar y vivir fuera del campus.

Durante este período de recuperación, el desarrollo de habilidades para la vida es crucial cuando la persona comienza a reconstruir su vida. Una base sólida de terapia clínica y principios cristianos es un elemento importante para ayudar a una persona a reconstruir una vida sobria.

Cuidado ambulatorio: Cuando una persona pasa por las etapas de recuperación, la supervisión se hace menos necesaria y la persona tiene más libertad para trabajar, reconstruir las relaciones con sus seres queridos y tomar el control de sus vidas. Sin embargo, cuanto más tiempo se pase fuera de la rehabilitación, mayores serán las tentaciones y los estímulos para consumir, y es importante proporcionar a la persona un lugar seguro para refugiarse si es necesario.

La atención ambulatoria está diseñada para asegurar que las personas reciban un tratamiento continuo mientras regresan a una vida diaria sobria. Si una persona que se ha desintoxicado recientemente mantiene una relación con la comunidad de cuidados mejorando su jornada de fe diaria, descubrirá que la sobriedad es un camino positivo.

Programa familiar: La familia es una parte importante de nuestras vidas, pero para muchos, las relaciones con sus seres queridos se han vuelto tensas y a veces insoportables. Cuando una persona se somete a un programa de rehabilitación y recuperación, es esencial que aborde los conflictos pasados en sus relaciones, especialmente los que dificultan la sobriedad.

Este programa familiar reúne a los miembros de la familia para ayudarlos a recuperarse, reparar sus relaciones y sanar los errores del pasado. Arraigado en la Palabra de Dios, el programa permite a las familias compartir la recuperación de sus seres queridos para que cada miembro pueda aprender y crecer en sus vidas renovadas y caminar con Dios.

La recuperación es algo más que dejar de consumir drogas o alcohol. Es crecimiento y renovación y esperanza de una vida mejor. En un centro de rehabilitación cristiano, el enfoque de rehabilitación basado en la fe ayuda a los clientes a alcanzar sus objetivos para que puedan llevar una nueva vida.

¿Cómo tratan a las personas con adicciones en los centros de rehabilitación cristianos?

Si está buscando opciones de tratamiento efectivas, basadas en la fe, los equipos en los centros de rehabilitación cristianos y curación puede ayudarle. Observa, como lo hacemos…

educando a jóvenes drogadictos en un centro de rehabilitación cristiano
  • Si una persona es adicta al alcohol, si pasa mucho tiempo sin tratarse, esto puede convertirse en una adicción seria. Sin tratamiento, el consumo de alcohol puede causar problemas financieros, legales y de relaciones. El tratamiento del alcoholismo basado en la fe puede ayudar a los alcohólicos a recuperarse y sanar muy pronto, a través de métodos de terapia espiritual.
  • Las benzodiacepinas se suelen recetar para el tratamiento de la ansiedad y los trastornos del sueño, pero pueden ser muy adictivas. Esta adicción puede tener graves efectos nocivos si no se trata adecuadamente, de no ser así, necesitaría una desintoxicación médica de inmediato para una buena recuperación. Este amplio programa de tratamiento de benzos, basado en el cristianismo, puede ayudar a todos los drogadictos a recuperarse de su adicción a los benzos y a la vez fortalecer su fe.
  • El uso recreativo de la cocaína puede convertirse en una adicción antes de lo que piensas. Esta droga estimulante puede tener graves consecuencias a largo plazo si no se trata adecuadamente. Este tratamiento de cocaína en los centros de rehabilitación cristianos integra, terapias clínicas y atención personalizada para un resultado positivo. Con este tratamiento, aquellos que están listos para dejar la sobriedad de su adicción a la cocaína pueden comenzar su viaje hacia una recuperación exitosa.
  • La heroína es un narcótico altamente adictivo que causa una fuerte sensación de euforia en cada intoxicación. La adicción a la heroína puede ser fatal y los síntomas físicos pueden desaparecer con el tiempo. La adicción a la heroína debe ser tratada con un tratamiento médico y profesional de desintoxicación para asegurar una recuperación exitosa. El programa de tratamiento de adicción a la heroína basado en la fe cristiana, permite a la gente recuperarse y seguir adelante.
  • La metanfetamina da al usuario un fuerte deseo de seguir usándola, debido a la falsa sensación de felicidad, la confianza en sí mismo y la energía que trae la euforia. La metanfetamina es altamente adictiva, y una vez que alguien se hace adicto, puede ser muy difícil romper el ciclo. Este tratamiento de metanfetamina centrado en Cristo incluye apoyo individual, sesiones de terapia intensiva y fe en las técnicas de recuperación.
  • Los opiáceos son analgésicos prescritos para el dolor y el malestar. Pueden ser muy peligrosos porque alguien puede convertirse rápidamente en dependiente de ellos. La eliminación de toxinas del cuerpo durante la desintoxicación médica es un paso importante en el camino hacia la recuperación, pero aún no se ha completado.
  • Es importante que tome las pastillas prescritas por su médico, ya que el abuso puede ser destructivo. La adicción a los medicamentos prescritos puede provocar una discapacidad, y es necesario un tratamiento adecuado para una recuperación completa.

Importancia del tratamiento de la fe en los centros de rehabilitación cristianos

Cada uno se enfrenta a sus propios desafíos y a los factores que llevan a la adicción o al alcoholismo. Debido a que sus desafíos son únicos, su tratamiento también debe ser único. En la Recuperación por medio a la fe, ofrecemos una variedad de terapias únicas y programas de recuperación basados en la confianza para ayudar a los pacientes a volver a la sobriedad.

Un tratamiento que es adecuado para usted puede no serlo para otro paciente. Por lo tanto, es importante encontrar un programa de tratamiento que se adapte realmente a sus necesidades. Los especialistas en tratamiento ofrecen enfoques de tratamiento personalizados y basados en la confianza con terapias únicas centradas en el éxito del paciente.

enseñanza de centro de rehabilitación cristiano

Las drogas y el alcohol son poderosos químicos que forman un baluarte en la vida de una persona. La libertad puede ser un desafío y la fe puede marcar la diferencia. La fe es la piedra angular de tu tratamiento, para que puedas obtener el apoyo que necesitas para volver a la sobriedad. El tratamiento basado en la fe integra la oración y las escrituras en las terapias y otros enfoques terapéuticos.

Tenemos confianza en todos los programas únicos de los centros de rehabilitación evangélicos, que incluyen…

  1. Desintoxicación bajo supervisión médica.
  2. Tratamiento de drogas y alcohol en casa.
  3. Programas de hospitalización parcial.
  4. Programas de cuidados críticos para pacientes externos.
  5. Estabilización y prevención de recaídas.
  6. Programa para estudiantes en adicción.

Todos los centros de rehabilitación cristianos, aportamos confianza en todos los aspectos de los programas de estímulo. La fe puede ayudar a respaldar los resultados de un tratamiento exitoso. Por ejemplo, el tratamiento del alcoholismo basado en la fe difiere de los enfoques terapéuticos seculares.

Si bien el tratamiento basado en la fe incorpora los enfoques seculares tradicionales, también incorpora la fe en la mezcla. Con más escrituras, oraciones y estudios bíblicos, los pacientes pueden mejorar su enfoque del tratamiento.

Desarrollo de un plan de tratamiento único en los centros cristianos de rehabilitación

En los centros cristianos de rehabilitación, desarrollamos planes de tratamiento personalizados para cada paciente. Sus desafíos y objetivos específicos influirán en el plan que los especialistas en tratamiento formulen para su recuperación.

Para los pacientes con necesidades más intensivas, se pueden utilizar las vías de tratamiento PHP, hospitalario o IOP. Para los pacientes con un riesgo adicional de recaída, los programas de estabilización adicionales pueden ayudar a mantener la sobriedad.

Ofrecemos enfoques y terapias únicas que van desde la desintoxicación bajo supervisión médica hasta la terapia continua y más. Su plan de tratamiento aborda los factores que han contribuido a sus dificultades, como el trauma o las necesidades de salud mental.

Ayudan a los pacientes a liberarse a través de la desintoxicación, terapia individual, terapia de grupo e incluso estudios bíblicos y también le ayudamos a encontrar el enfoque terapéutico adecuado para promover la sobriedad duradera.

Los mejores centros de rehabilitación cristianos en el mundo

1- El camino a la libertad:

Camino a la Libertad ofrece una amplia gama de programas de rehabilitación para drogadictos y alcohólicos a través de programas de tratamiento centrados en Cristo, incluyendo programas para pacientes internos, diurnos y ambulatorios, así como un programa centrado en la juventud. El personal médico certificado del Consejo cuenta con el apoyo de un equipo de atención espiritual formado por seis pastores a tiempo completo, seis terapeutas clínicos cristianos y otros líderes espirituales e internos. Los programas han recibido el Sello Dorado de la Comisión Conjunta.

El Camino a la Libertad se enorgullece de trabajar con otras organizaciones religiosas conocidas como Focus on the Family, las Clínicas Meier y los Ministerios de la Nueva Vida. Además de la curación de la mente, se presta especial atención a la curación del cuerpo, con terapias como la quiropráctica, el masaje y la acupuntura, un gimnasio y otras actividades recreativas al aire libre.

Estos servicios, así como el programa de desintoxicación, activo las 24 horas del día, fueron creados por un médico licenciado que se dedica al tratamiento de las drogas y el alcohol por motivos religiosos.

Dirección: Teléfono: 844-329-6895 Sitio web: www.thechristiantreatmentcenter.com

2- Centro de tratamiento de drogas y alcohol Transformations:

El programa de la Transformación utiliza el método probado de los doce pasos, tomando la perspectiva bíblica original del trabajo de Saul Selby.

Los participantes pueden ser incluidos en el programa a través de estancias parciales en el hospital o programas intensivos de pacientes externos con acceso a desintoxicación, asesoramiento individual y de grupo. La capilla local, la piscina y el acceso al mar ofrecen oportunidades para la serenidad y la gracia al principio o al final del viaje de fe.

La transformación hace hincapié en que cada persona sigue su propio camino de fe y que una red activa de ex alumnos ayuda a asegurar la continuidad después de dejar el programa.

Teléfono: 877-756-0372 Sitio web: www.transformationstreatment.center/christian-care-center

3- Centro de terapia Beachway:

El programa de tratamiento basado en la fe de Beachway considera a la persona en su totalidad – psicológica, física y espiritual – con el fin de desarrollar el mejor plan de tratamiento individual para cada participante.

Los profesionales médicos capacitados de Beachway trabajan con expertos en recuperación religiosa en la Iglesia Victoria de Boca Ratón, Florida, para ofrecer esta opción cristiana de rehabilitación de drogas y alcohol a los necesitados.

Los servicios incluyen un programa de recreación familiar gratuito que se ofrece una vez al mes los viernes y sábados. Aunque el programa familiar es opcional, se recomienda encarecidamente para la recuperación del participante y las necesidades especiales de los miembros de la familia. Un programa de seguimiento fuerte consiste en dos fases que pueden variar a lo largo del tiempo, dependiendo del individuo y sus necesidades.

Teléfono: 877-735-3112 Sitio web: www.beachway.com

4- Instituto St. John para las Adicciones:

El Instituto de Adicciones St. John se enorgullece de ser el único centro cristiano de desintoxicación y rehabilitación en Pennsylvania.

El campus está situado en una propiedad de 200 acres con una capilla en el bosque con hermosos vitrales y una serie de estatuas que representan la vida, muerte y resurrección de Cristo. John’s dice: «No imponemos ninguna creencia en particular, pero animamos a cada persona a reconocer su ser espiritual y a confiar en la ayuda de Dios para hacer frente a su adicción a las drogas o al alcohol».

Teléfono: 888-352-3297 Sitio web: www.stjosephinstitute.com

VIDEO: Experiencia de una persona en adicción, desintoxicada en un centro de rehabilitación cristiano

Otros Usuarios También Leyeron Estos Artículos